«Si se bajan los salarios, baja el consumo, el mercado interno no se dinamiza, y por lo tanto hay más pérdida de empleos»

El 5 de junio una movilización de gente se concentró ante el Palacio legislativo para mostrarse en contra de la ley de urgente consideración (LUC), y respaldar una serie de medidas planteadas por el PIT-CNT en conjunto con la Intersocial, cuyos ejes son la defensa de la salud de la población, del trabajo y de los salarios e ingresos de la gente. «Esto es una demostración de que la dirección sindical no está despegada de la gente», había dicho el presidente del PIT-CNT Fernando Pereira.

“La movilización fue una demostración más que se venía dando de la necesidad de todo el campo popular, de expresar su rechazo a la LUC y a las políticas que se van tomando”, expresó Daniel Diverio, presidente del Sunca. “La LUC se votó en el senado, ya que es una herramienta fundamental de la derecha para llevar adelante sus políticas”, enfatizó.
Para Diverio la LUC tiene varios contenidos que apuntan a criminalizar la protesta y “amordazar al campo popular y al movimiento sindical”. En el artículo 398, de libertad de Trabajo y derecho de la dirección de la empresa, se expresa que “el Estado garantizará el ejercicio pacífico del derecho de huelga, el derecho de los no huelguistas a acceder y trabajar en los respectivos establecimientos y el derecho de la dirección de las empresas a ingresar a las instalaciones libremente”. Este artículo disminuye enormemente la acción de huelga.

“La pandemia y la emergencia sanitaria les vino como anillo al dedo para desarrollar las políticas de la LUC, y tomar medidas que no tienen nada que ver con la emergencia sanitaria; como el ajuste de las tarifas públicas, el aumento del IVA, la negativa de convocar los consejos de salarios, y el llevar adelante fórmulas de recorte salarial puro y duro”, señala Diverio.

Consejos de Salarios

El gobierno nacional, junto al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), planteó un “período puente” de carácter “excepcional” de un año a los consejos de salarios, y una pérdida de salario real por la crisis económica derivada de la pandemia de covid-19, donde se fijaría un aumento de 3% al 1º de enero de 2021, prorrogable hasta el 1º de abril para los sectores más afectados por la emergencia sanitaria. Para Diverio “hay sectores de actividad que están muy complicados. Pero eso no puede ser el argumento para decir que la única alternativa que hay es suspender la convocatoria de consejos de salarios por un año, y hacer una fórmula de rebaja salarial pura y dura”.

Según el presidente del Sunca, el tema le es muy preocupante “porque luego de 15 años vamos a tener rebaja salarial pura y dura. Y al hablar rebaja salarial se habla de todos los salarios, los más calificados y el más mínimo nacional, que también va a sufrir rebaja salarial. Es un tema muy complejo y muy peligroso” enfatizó.

“El mercado interno se dinamiza a partir del empleo y a partir del salario, porque si no hay consumo es claro que el mercado interno no se dinamiza, y por lo tanto hay más pérdida de empleo aún”, argumenta Diverio en el sentido de como una pérdida de salario puede afectar en el empleo. “El salario es una de las herramientas fundamentales para generar empleo en este momento complicado”, finaliza.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Abrir chat